La Torre de Babel

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Cultura organizacional, Desarrollo de equipos, Liderazgo, Productividad, Resolución de conflictos, TeoríaLeave a Comment

La Torre de Babel significa “lugar en que hay gran desorden y confusión o donde hablan muchos sin entenderse”. Generalmente ocurre cuando dos personas hablan desde diferentes centros internos (y no escuchan):

Intelectual: Recolecta información, analiza hechos, construye conceptos, realiza razonamientos lineales, construye soluciones abstractas, se comunica de forma ordenada. Una persona de pensamiento dinámico tiene facilidad para moverse de su punto de vista y comprender nuevos conocimientos.
Emocional: Crea historias, establece vínculos, expresa sentimientos, establece una química interna de placer o sufrimiento, salta de un tema a otro. Para cambiar una forma de funcionar internamente y de vincularse, lleva tiempo, paciencia y amor.
Motriz / Instintivo / Sexual: Actúa siguiendo sus instintos o repitiendo rutinas. Cuando algo está aprendido desde el cuerpo es el más veloz para responder, el más eficiente, y al mismo tiempo es el que lleva más tiempo cambiar, por eso requiere mucho entrenamiento hasta que lo nuevo se “haga carne”.

Entonces es importante:
Identificar desde dónde está cada uno comunicándose.
Decidir concientemente desde dónde uno quiere comunicarse, en determinadas circunstancias y ante diferentes personas.
Recordar que las explicaciones sólo intelectuales son de bajo impacto, en cambio cuando la emoción está incluída el mensaje queda grabado. En ciertos temas, no hay nada más efectivo que “predicar con el ejemplo”.
Respetar al otro con su decisión, sintiendo empatía (sin identificarse emocionalmente con el estado del otro), y si es necesario, poniéndo límites de forma asertiva (es decir, ser claro sin enojarse).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *