Carta de Comunicación Interna

Ingrid Astiz Coaching expresivo, Comunicación creativa, Herramientas 2 Comments

¿Qué es? ¿Para qué sirve?

  • Una carta que uno puede escribir para desahogarse, procesar diferentes sentimientos, y una vez más calmado reflexionar con mayor claridad, escuchar con atención al otro y diseñar soluciones para el beneficio mutuo.
  • El destinatario puede ser la pareja, un amigo, un familiar, un colega, un jefe, una organización, o uno mismo.
  • Puede ser una carta que no entregue (en esta caso, sirve para el autoconocimiento, para mejorar la comunicación conmigo mismo, para calmar mis emociones)
  • “Carta de desplazamiento”, si ocurrió algo que despertó una herida de la infancia, se puede escribir la carta al padre o a la madre, para así activar el proceso de sanación y no cargar al presente del pasado.
  • Comunicarnos con honestidad, respeto y consideración, genera confianza y mejora las relaciones. Si algo comunicarse, el otro se aleja/enoja/cierra, puede consultar con un terapeuta. A veces para lograr una comunicación saludable, es necesario sanar viejas heridas y fortalecer una actitud de responsabilidad.

¿Cómo escribirla?

  • Apertura: Nombre del destinatario y objetivo de la carta. Ejemplo: “Querido Pedro, te escribo para compartir mis sentimientos, con la intención de acercarme y buscar juntos un nuevo acuerdo”.
  • Explorar qué siento. Puede consultar Mapa de sentimientos y emociones. Expresar “Me siento enojado y algo triste con lo que pasó el martes pasado.”
  • Identificar qué hechos están vinculados, diferenciando afirmaciones de juicios de evaluación.
  • Identificar qué valores/necesidades están vinculados. Puede consultar Mapa de necesidades y valores. “Quiero sentirme más tranquilo y relajado”, “Me gustaría…”, “Necesito más tiempo en silencio”.
  • Evitar agredir (Ej. “Vos sos …”), echar la culpa (Ej. “Estoy triste por lo que me hacés”, “Me enoja que seas tan irresponsable”), generalizaciones (Ej. “Nunca me escuchás”)
  • Preguntar y comprender. Poner en evidencia las suposiciones y dejarlas ir. Ejemplo: “El otro día supuse que estabas enojado conmigo… estabas enojado? querés compartir conmigo qué te pasaba?”. Y en el proceso se puede chequear “Entonces, lo que te pasaba era que estabas muy nervioso?” y en algún momento “Ahora comprendo”.
  • Además de comprender intelectualmente el proceso del otro, sentirlo con el corazón. Poder expresar “Lo lamento”, “Lo siento”.
  • Sentir perdón y evitar pedirlo. Si hice algo que le dolió a otro, me justifico y evito la responsabilidad? le pido perdón para calmar mi culpa o por miedo a su reacción? El perdón es algo que se siente cuando logramos aprender la lección y sanamos el dolor, el perdón real ocurre cuando comprendemos nuestra responsabilidad en el asunto y nos perdonamos a nosotros mismos, y cuando quedamos convencidos que no hay nada para perdonar al otro (es decir, no es necesario que el otro me pida perdón para sentirlo). Si hice algo que a otro le dolió, puedo decirle “Ahora me doy cuenta de lo que hice y lo lamento”, “Me duele haberme comportado de esa forma”. Puedo pedir perdón siempre que respete los tiempos y las elecciones del otro, el otro también puede elegir no perdonarme.
  • Valorar y agradecer. Las personas que no logran agradecer, suelen tener dificultades para apreciar y disfrutar de lo que reciben. Por eso, para desarrollar el hábito se puede detener unos minutos prestando atención y expresando todo lo que se recibe.
  • Pedir con claridad y dejar de exigir. Puede consultar esta guía de sugerencias. Pueden ser pedidos o expresiones de deseo “Me gustaría que…”.
  • Expresar sentimientos agradables hacia el otro (los que se sientan honestamente): amor, afecto, cariño, respeto, aprecio, reconocimiento

Fuentes:
– Tomé la idea de la “Carta de amor” del libro “Los hombres son de Venus y las mujeres son de Marte” de John Grey
– Complementé con mi experiencia personal y con conocimientos de los libros de “Comunicación No Violenta” de Marshall Rosenberg y “Los cuatro acuerdos” de Miguel Ruiz
 

Comments 2

  1. El recurso de “Carta de desplazamiento” me parece sumamente útil para no confundir nuestras sensaciones y pensamientos presentes con los del pasado.
    Una buena práctica para realizar en todo momento y en todos los dominios de nuestra vida.
    Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *