Abundancia (mucho más que dinero)

Ingrid Astiz Coaching expresivo, Comunicación creativa, Creatividad e innovación, Dinero 1 Comment

“Lo que disfrutamos, y no lo que tenemos, es lo que constituye nuestra abundancia” 
Jean Antoine Petit-Senn 

“Te llegará todo lo que necesites, no lo que ambiciones” 
Gandhi

Al leer este texto, pueden surgir preguntas: tiene sentido esto para mí? es algo que me pasa? es algo que me gustaría que me pase? qué puedo hacer para que esto ocurra en mi vida?

> Apreciar
Al salir de la burbuja de nuestro ego y las historias automatizadas, se abre la oportunidad para:

  • Apreciar la belleza y la totalidad de lo que es
  • Tomar consciencia que hay suficiente, que tengo suficiente, que soy suficiente
  • Valorar la calidad, sin preocuparse por “tener mucho”
  • Apreciar todos los recursos disponibles: los que provee la naturaleza (nuestro cuerpo y todo lo que necesitamos para vivir), los que nos ofrece la sociedad (todo lo que hacen y crean las personas), y los que generamos nosotros mismos (vínculos, ideas, talentos, capacidades, conocimientos, etc.)
  • Respirar conscientemente, meditar, sentir los latidos del corazón
  • Celebrar y agradecer lo que hay
  • Amar lo que es, a los demás, a mí mismo, sin querer cambiar a otros ni controlar los sucesos
  • Conectar con la fuente de la satisfacción (que está adentro nuestro, y no en el dinero ni los recursos materiales)
  • Prestar atención al presente y sanar las viejas heridas
  • Disfrutar y sentir satisfacción con el hacer/dar/recibir
  • Aceptar la generosidad de la naturaleza y dejarse ayudar
  • Sentir plenitud y alegría por estar presente

> Confiar
Desde el apreciar lo que es, naturalmente sube el nivel de confianza y surgen nuevas creencias:

  • Ocurre lo que tiene que ocurrir en el momento oportuno con las personas adecuadas
  • Todo tiene un sentido, por más que no siempre pueda sentirlo, ni entenderlo, ni verlo
  • Llega lo necesario, y no llega lo que no es necesario
  • Cada suceso es un mensajero, que al escucharlo algo interesante ocurre
  • Todo lo que hacemos ayuda al planeta (incluso lo que aparenta ser negativo, puede ser transformado en una experiencia de aprendizaje)
  • Todo lo que ocurre es perfecto (sin una historia sobre lo que debe pasar, todos los sucesos son bienvenidos)

Si una confianza extrema se deposita en un ser humano está el riesgo de la dependencia, si se otorga a un método surge el riesgo de construirse una nueva prisión. En cambio, al confiar en algo abstracto, más allá de la comprensión humana, ocurre una apertura intelectual, emocional, práctica y creativa, que permite que algo nuevo ocurra. La propuesta no tiene que ver con  “ser espiritual” sino con “ser honesto y apreciar lo que es”. No tiene nada que ver con religión, ni con ser ateo o agnóstico, es simplemente estar dispuesto a dejar de ser el centro de la escena y confiar en la vida, la naturaleza, la existencia humana, el auto-conocimiento, el camino que cada cual elije transitar.

Desde la confianza como sensación interna, brota la seguridad en sí mismo, una mayor autoestima y capacidad para vincularse con otros desde el compartir, colaborar, contribuir. Así el círculo de confianza se expande.

> Crear
Desde el confiar como sensación interna, surge una paz profunda y una gran libertad, que permite comprender que:

  • El dinero transpora diferentes valores, como la sangre transporta oxígeno y anhídrido carbónico. El dinero tiene el poder de meternos en problemas, cuando está al servicio de nuestro ego, y también el poder de sanarnos, cuando lo hacemos circular sin miedo, de una forma que expresa nuestro propósito existencial y nuestra gratitud.
  • El dinero es un canal de comunicación, que permite expresar visión, misión, valores, intenciones. Es una herrmienta para facilitar el intercambio, el dar y el recibir, el fluir de los recursos. Cuando aprendemos a usarlo, las relaciones se vuelven más simples y las oportunidades se multiplican.
  • Desde la apreciación y la confianza, la honestidad y la colaboración, se crea prosperidad: contando con uno mismo y con otros es posible enriquecer cada vez más nuestras realidades cotidianas.

Y nos permite:

  • Desarrollar la atención flotante que facilita encontrar los recursos y poder usarlos para satisfacer las necesidades materiales
  • Desplegar los talentos, sin miedos, sin bloqueos
  • Desarrollar la capacidad para generar más dinero y/o recursos valiosos
  • Avanzar hacia la libertad financiera, liberándose de la dependencia financiera: Los habituados a depender aprenden a mantenerse a sí mismos, rehusando contribuciones externas, y los habituados a proveer, aprenden a ocuparse de sus propios asuntos, rehusando controlar y resolver la vida de otros
  • Desarrollar la lucidez mental para que el trabajo y el dinero dejen de ser un problema (el problema nunca es el dinero, sino las historias que me cuento, y por lo tanto cuando cambio mis pensamientos, el afuera pierde poder y deja de ser un problema)
  • Vincularse con el vacío creativo y generar desde esa apertura
  • Crear más abundancia en el entorno
Notas:
– Para aplicar esto en mi vida, me ha ayudado y me ayuda: Amar lo que es, de Katie Byron
– Me ayudó en la reflexión el libro “The soul of money”, de Lynne Twist
– Tomé ideas de Indagación apreciativa, desarrollada por David Cooperrider
– Guía de contenidos sobre el dinero: aquí 

Comments 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *