Dinero y Poder

Ingrid Astiz Comunicación creativa, Dinero, Valores humanos 4 Comments

El dinero es hoy en día el símbolo más fuerte del poder del “puedo”. En sí mismo, el dinero, no tiene poder, ni es un problema, ni es bueno o malo. En cambio nuestra interpretación sobre el dinero, nuestra forma de vincularnos con él es lo que tiene poder: “Puedo irme de vacaciones”, “No puedo renunciar a este trabajo”, “Puedo comprarme un auto”, “No puedo hacer lo que me gusta”,  “Puedo tomarme un año sabático”.

Muchas veces el “no puedo porque no tengo plata”, en realidad no es más que una excusa para no hacerme cargo de mis propias elecciones. Al poner el motivo afuera pareciera que me quito peso, que me protejo en mi zona de confort, y en realidad me estoy lastimando. Lastimo mi autoestima, mi talento, mi entorno, mi salud, mi bienestar. Lo que falta en estos casos no es dinero, sino poder personal.

A veces ante sugerencias tan simples como “Delegar”, “Trabajar de lo que amo hacer”, “Tomarme vacaciones largas”, emerge una sensación de peligro que paraliza. A veces está el juicio: “Estos son lujos que se pueden dar los que no son como yo (los ricos, los privilegiados, los inteligentes)”. Para muchos, es más fácil decirse “yo no puedo porque tengo menos (dinero, capacidad, oportunidades)” que revisar su propio sistema de creencias, que preguntarse “realmente no puedo?”. Prefieren destruir su autoestima antes que cuestionar su ego (el ego no es solo “yo soy mejor que vos”, “yo soy genial” también es “yo soy menos que vos”, “yo soy tonto”).

Cuestionar el ego es doloroso, pero no hacerlo es condenarse al sufrimiento. Una vez que el ego se inclina ante las nuevas posibilidades, re-surge el entusiasmo del “puedo”. Y cuando una persona está llena de poder personal, el dinero aparece.

Guía de contenidos sobre el dinero: aquí 

Comments 4

  1. Coincido con esta mirada sobre el dinero, muy interesante el planteo de revisar nuestro sistema de creencias.

  2. Leí el artículo con una primera mirada muy veloz, cuando lo leí por segunda vez comencé a compartir el espíritu del mismo y también me llevo a pensar en que el “no puedo” llega a ser auto discriminante, sin darnos cuenta ponemos en el otro la carga del no poder esto o aquello por dinero y somos nosotros quienes ante la decisión del no poder nos excluimos de un circulo del que nadie nos excluyo, solo nuestras decisiones y sobre todo el no hacer, llevan a esa exclusión, verlo, aceptarlo y comenzar el cambio son los primeros pasos de incluirnos en el mundo del éxito.

  3. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente.

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.

    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.

    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.

    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *