Detrás del reconocimiento

Fernando Claverino Actividades 2 Comments

Voluntario. Una palabra fuerte. Una palabra que incentiva a la acción, una palabra que encierra muchas cosas aprendidas, enseñadas y desaprendidas. Ingrid nos enseño a darle un sentido concreto a esa palabra, a encontrarnos con hermosas alegrías del que da.

Muchas veces vemos por ahí personas que reciben reconocimientos. Son menos las veces en que conocemos más cercanamente a las personas que los reciben. Nos pone muy contentos que nuestra amiga Ingrid haya sido reconocida como voluntaria del año en Inicia.

Encontrarnos, pensar, reuniones hiper-emotivas y excitantes, encuentros con el otro desde ese lugar grato de la confianza y la sencillez, nada fácil de generar y de crear.
Ser y sentir con el otro, a eso nos ayudó Ingrid a percatarnos y a encontrar en el  voluntariado un espacio de profunda reflexión y auto conocimiento.

Tuvimos la suerte de compartir con Ingrid algunas actividades voluntarias, gracias a que nos invitó a participar y nos acercó la posibilidad de colaborar, por un rato, con personas comprometidas por una sociedad mejor. En el medio, sin darnos cuentas, fuimos formando vínculos, creciendo y madurando como equipo de trabajo. Cada actividad que nos proponía de hacer Ingrid fue pararnos frente a un nuevo desafío, salir por un momento de la zona de confort e ir allá donde pasa la magia. Esos encuentros fueron un muy buen campo para desarrollar nuestras habilidades como facilitadores. Una experiencia de aprendizaje grupal, haciendo, experimentando, de las mejores que tuvimos.

Aprendimos que el trabajo voluntario ayuda a mejorar la salud de un equipo. Pensaron alguna vez en cuanto tarda en afianzarse un equipo que además de hacer su trabajo habitual, hace trabajo voluntario? El trabajo voluntario, con un propósito, puede ser un acelerador de este proceso. Además, genera nuevas oportunidades, extiende redes. Todos nos beneficiamos de trabajar en mejorar el terreno sobre el que nos movemos.

Quizás la magia en todo esto se produce cuando se genera un vínculo entre las personas. Cuando nos movemos sin intención o espíritu de provecho, desapegados de un resultado esperado, solo porque simplemente nos parece que está bien hacerlo. Esa es nuestra amiga Ingrid, alguien que con su actitud nos da un buen ejemplo de lo que significa la palabra voluntario.

Con cariño, tus compañeros María, Rick y Fer.

Comments 2

  1. Este post me agarró completamente por sorpresa, y la emoción fue enorme. Contar con el apoyo y el afecto de compañeros de voluntariado y de trabajo, hace todo más simple, más divertido, más enriquecedor para todos. Para mí, un buen equipo permite avanzar hacia una vida más integrada, más alineada, más plena, que lleva a una mayor paz interior y a enormes gratas sorpresas : )

  2. Me sumo al agradecimiento de haber compartido gratos momentos con Ingrid, con la paz que irradia y con su sencilles y conociientos siempre disponibles.
    ! Por muchos momentos más !

    Juanjo Caeiro

Responder a Juanjo Caeiro Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *