Training from the back of the room – Claves para "Concreción"

Ingrid Astiz Comunicación creativa, Desarrollo de equipos, Dinámicas y ejercicios, Enseñar y aprender, Herramientas Leave a Comment

Si no conocés “Training from the back of the room!” (“Enseñar desde atrás del salón”), leer antes aquí.

Claves para diseñar una buena etapa de “Concreción”:

  • Recordar los elementos de una practica efectiva:
  1. Los errores son bienvenidos. El ambiente de aprendizaje tiene que ser seguro para que las personas se sientan cómodas para explorar la nueva forma de mirar y actuar. Evitar: castigar, retar, censurar, criticar, juzgar lo que está ocurriendo. En cambio: aceptar todo lo que ocurra, dar feedback para que aprendan a mirarse a sí mismos, respetando las decisiones y tiempos de cada uno.
  2. Participación activa de TODOS los participantes. Cada aprendiz necesita contar con múltiples oportunidades para demostrar las habilidades o para participar activamente de las revisiones.
  3. Inderdependencia colaborativa. Ocurre un mayor aprendizaje cuando los participantes colaboran entre sí, que cuando hay competencias.
  4. Responsabilidad individual (en original: “Individual accountability”). Es importante quede claro qué se espera que sepan o sean capaces de hacer, y cada uno pueda hacerse cargo de sus conocimientos actuales, errores, oportunidades para mejorar.
  • Qué no es una buena “Concreción”:
    • Mirar al instructor hacer una demostración.
    • Leer o mirar un video sobre cómo se hace.
    • Uno o dos participantes practicando y los demás mirando cómo lo hacen. 
    • Revisar actividades o juegos que no están relacionados con el tema.
    • Completar una encuesta escrita
    • Preguntas y respuestas sobre el concepto
    • Poner a prueba el conocimiento en un contexto de alto riesgo (donde los errores no son bienvenidos)

    Para mí, un ejemplo de buena concreción es el dojo de las artes marciales (me refiero a mi experiencia en Yudo y Aikido). Allí hay colchonetas y todos colaboran para que prueben los ejercicios, puedan cometer errores sin lesionarse. Mientras más experimenten en el espacio seguro, más fácil será cuando tengan que encontrarse con esas situaciones afuera. El maestro y un aprendiz avanzado muestran a todos los ejercicios a entrenar (aquí es etapa “Concepto”), luego todos lo practican de a pares (ahí es “Concreción”). Los más avanzados se mezclan con los principiantes. El avanzado ayuda al principiante al mismo tiempo que él mismo sigue aprendiendo: refina su técnica, va haciendo ajustes más sutiles, va incrementando su nivel de confianza y conocimiento. Se trabaja sobre la toma de consciencia “Responsabilidad individual”, cada uno tiene un cinturón con colores y marcas que indican en qué nivel de su aprendizaje está, también se reflexionan sobre temas como no usar lo aprendido para dominar o lastimar a otras personas.


    Fuente: Las ideas están tomadas de “Training from the back of the room!” de Sharon Bowman, y aquí están expresadas de una forma libre, según mi propio entendimiento.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Captcha *