El camino del héroe

Ingrid Astiz Conciencia emocional, Creatividad e innovación, Liderazgo, Motivación, Resolución de conflictos, Teoría 3 Comments

Cuando transitamos un proceso de cambio profundo (en la percepción de la realidad, el registro interno y la forma de vivir la vida) por momentos nos descubrimos en estados de angustia y desconcierto, donde creemos que hemos retrocedido o que hemos sido engañados con falsas promesas o que estamos haciendo mal las cosas. La sensación es como si estuviésemos en un velero en alta mar, habiendo partido de una isla donde no éramos felices pero sin tener la menor idea de cómo encontrar otra tierra para habitar.

Algo que me ha ayudado a seguir avanzando (y me sigue ayudando cuando me toca transitar procesos de cambio) es ser consciente del “camino del héroe”. Gracias al minucioso trabajo de Joseph Campbell, reflejado en el libro “El héroe de las mil caras”, ahora sabemos que por más originales que sean las historias personales, los grandes mitos de las diferentes culturas y las sagas modernas, todos los seres humanos respondemos a una estructura única, que Campbell nombra “el camino del héroe”. A continuación realizo un breve resumen con mis palabras y desde mis vivencias.

1- LA PARTIDA

Mundo ordinario: El mundo normal de la persona antes de que la historia comience. Puede ser que sufra y se queje, pero no está interesado en cambiar (está en su “zona de confort”)
El llamado: Siente una perturbación en la vida cotidiana que lo saca de la comodidad y al mismo tiempo, siente el anhelo de una vida más plena. Reconoce que desea un cambio y lo cree posible. Hay ingenuidad y predomina la esperanza.
Rechazo del llamado: Se da cuenta que le faltan conocimientos y recursos para transitarlo, y por eso siente miedo. Intenta ignorar el llamado, considerándolo imposible de realizar, pero hay sufrimiento si permanece quieto. La persona siente desasosiego o angustia, tiene la sensación de que descubrió algo y lo perdió.
Búsqueda: Llega la decisión del cambio y no se sabe ni por dónde empezar. La búsqueda se puede dar a través de libros, cursos, encuentros con guías, ayuda sobrenatural o de sincronicidades, que informan y entrenan para transitar la aventura. Predomina la curiosidad y el entusiasmo por aprender, aunque también hay momentos de confusión y decepción ante los defectos de los que enseñan, la vanidad y el ansia de poder. Puede haber momentos de negación y abandono de la búsqueda, por cansancio o por falta de esperanzas, y de igual forma sigue avanzando hacia su destino.
Cruce del umbral: Ocurre un encuentro y hay apertura, la persona confía y se deja llevar. Abandona el mundo conocido para entrar en un mundo diferente (también llamado “mundo mágico”, “conciencia no ordinaria”, “el inconsciente”, “las profundidades del ser”).

2- LA INICIACION

La noche oscura: El héroe enfrenta pruebas, encuentra aliados y confronta enemigos, de forma que aprende las reglas del nuevo mundo. La importancia de los sentidos queda minimizada y las energías se concentran en lo trascendente. Las emociones son intensas y cambiantes.
La prueba del abismo: El héroe va avanzando hasta que ocurre la crisis más grande, se enfrenta con su propia muerte. Siente terror y coraje. Se conoce más a sí mismo, aprende a escuchar a los aliados y enemigos internos, y a actuar siguiendo la propia voz integradora y más sabia. Supera la prueba y siente confianza.
Rompimiento: Supera los engaños de su ego auto afirmativo y auto defensivo. Algo adentro se desintegra y alcanza un nuevo nivel de conciencia. La experiencia es incomunicable: trasciende el pensamiento y sobrepasa el lenguaje. Siente afuera y adentro el mismo reposo: hay paz, armonía y alegría.
Bendición: En ese nuevo estado recibe una bendición y descubre un nuevo don para compartir en el mundo. El premio es una herramienta. Siente amor y gratitud. La experiencia se convierte en una fuente de fortaleza y esperanza.

3- EL REGRESO

El rechazo del regreso: Una vez que el héroe ha logrado una iluminación, una parte de él sólo desea permanecer en ese estado, y otra quiere regresar a compartir con generosidad lo aprendido. Hay un momento de duda y luego de entrega.
El camino de vuelta: puede necesitar que personas de este mundo lo ayuden a regresar. Puede sentir confusión hasta reincorporarse.
Cruce del umbral: El héroe regresa al “mundo normal” y lo acepta como real. Toma consciencia que el mundo externo y el interno son en realidad uno solo. Se encuentra con el desafío de transmitir algo que viene de las profundidades, del espacio vacío más allá de las palabras. Este regreso puede ser frustrante, al principio costará hacer llegar los mensajes, requerirá escuchar con mayor apertura para poder comunicarse en lenguaje de “mundo normal”.
Libertad para vivir: Finalmente el héroe entrega la bendición recibida al mundo. Siente libertad cumpliendo una misión.

Comments 3

  1. Muy bueno Ingrid.
    Gracias por compartir.
    Tiempos difíciles.
    Raros.
    Un virus paró el mundo.
    Cambio de era y de paradigma.
    Ideales para conocernos más.
    Conocer más a otros.
    E innovar.
    Feliz semana santa y pascua de resurrección 🙏🙏🙏 de un héroe que cambió la historia y le puso cero al tiempo y espíritu de libertad a la humanidad.
    abrazo a miles de kilometros pero cerca en valores.
    Solos…pero juntos.

    1. Hola Fernando, linda sorpresa encontrarte por aquí, gracias por compartir tus sensaciones y te mando un cálido abrazo, Ingrid

Responder a Fernando Brom Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *