El objetivo de la Metodología F3 es aportar herramientas y conocimientos para poder sobrevivir al tsunami de la transformación digital

Esta propuesta fue diseñada por Ingrid Astiz, luego de haber implementado -en varias empresas- las metodologías ágiles (principalmente Scrum) y haber acompañado a equipos en el desarrollo de sus habilidades blandas (sobre todo, gracias al Modelo de Comunicación No Violenta). En base al feedback de los clientes fue seleccionando las prácticas con más beneficios y encontrando formas más efectivas de implementación. Y también ha formado facilitadores en la Metodología F3 y ellos han creado nuevos caminos de acción, nutriendo y expandiendo la propuesta de trabajo.

La teoría de la Metodología F3 es de acceso libre en nuestros materiales de estudio y estas son algunas de las empresas que ya han confiado en nosotros:

A continuación presentamos una introducción de los componentes de la Metodología F3:

Componentes ¿Para qué?
3 Fuerzas Para resolver conflictos, co-crear soluciones y avanzar en la transformación.
3 Capas Para armar un mapa de la situación inicial, la situación deseada y comenzar a transitar el camino del cambio.
3 Ejes Para desarrollar habilidades de los colaboradores, de los equipos de trabajo y de los agentes del cambio.
4 Planos Para avanzar paso a paso: desde el conocerse y conocer a los demás hasta el trabajo en equipo con metodologías ágiles.

3 FUERZAS

El poder es una dinámica siempre presente en las organizaciones. Si se reacciona de manera automática, es probable que las cuestiones se atasquen en luchas antagónicas de suma cero (Fuerza Activa y Fuerza Pasiva polarizadas). Si se trabaja conscientemente, es posible activar y expandir la dinámica de la Fuerza Tres, la fuerza de la transformación:

Fuerza Descripción
1 Activa Es la fuerza que impulsa hacia el futuro, más allá de lo conocido. Es alimentada por los sueños y las motivaciones profundas e implica una mezcla de incomodidad por el mundo que está quedando chico y el anhelo por un mundo expandido.
2 Pasiva Es la fuerza que protege y mantiene a las personas dentro de su mundo conocido, donde están cómodos y pueden descansar. Que sea pasiva no implica que sea negativa, sólo se refiere a los conocimientos y hábitos aprendidos en el pasado. A veces toma la forma del miedo y propone ser precavidos. También se expresa como la resistencia al cambio y como aquella otra resistencia que permite llegar a la maduración necesaria antes de avanzar.
3 Transformación Esta fuerza emerge a partir de la tensión entre las fuerzas activa y pasiva. La fuerza tres es propia de los cambios significativos que hacen evolucionar a las personas, a las organizaciones y a la sociedad. Integra los opuestos en una nueva realidad, genera vínculos de colaboración, facilita los proyectos de mutuo enriquecimiento y abre la puerta a los contextos de abundancia. Para dar inicio a un proceso creativo, es necesario que la tensión de las fuerzas pasivas y activas esté en un punto intermedio. Si esta tensión es excesiva, la relación se quiebra y si la tensión es laxa, se anulan las diferencias y no emerge la creatividad.

3 CAPAS

En el proceso de transformación es necesario activar el registro de tres capas:

 

 

Capa Descripción
1 Cultura La cultura se expresa por sí sola a través de las acciones de las personas y, generalmente, ocurre de forma inconsciente. Por lo tanto, es difícil hacerla consciente: es una capa invisible que lleva mucho tiempo y esfuerzo cambiar. Cambiar algo en esta capa se asemeja a plantar las semillas de lo que se desea cosechar en el futuro. El trabajo propuesto comienza en esta capa que incluye: valores, principios, conocimientos, motivaciones, actitudes, creencias.
2 Métodos Esta capa se refiere a la forma particular en la que se expresa determinada cultura. Los métodos explican cómo se resuelven las situaciones que se presentan en el día a día: las formas de analizar y tomar decisiones, el tipo de comunicación intrapersonal e interpersonal, el manejo de las emociones y el estrés, la resolución de conflictos, las respuestas ante los fracasos y los éxitos. Esta capa también incluye los conocimientos técnicos y las formas de operar específicas a cada industria.
3 Resultados Sólo cuando la cultura y los métodos están alineados es que se logran resultados satisfactorios. La propuesta es registrar tanto los resultados a corto plazo como aquellos a largo plazo, los visibles y los subjetivos. Si los resultados obtenidos no son los deseados eso indica que es necesario realizar cambios en la capa de la cultura y en la de los métodos.

3 EJES

Para ser agente de cambio será necesario trabajar sobre tres ejes:

Capa Descripción
1 Personas Relación con uno mismo: la persona que trabaja en su unión interior se libera de condicionamientos y permite que su ser se exprese con toda su fuerza creativa, propia y original. El individuo que se conoce y transforma sus hábitos, tiende a sentirse dispuesto a acompañar el cambio de las personas cercanas y de las organizaciones.

Programa EIE – Entrenando la Inteligencia Emocional

2 Equipos ágiles Relaciones entre las personas y los proyectos: los individuos que han comenzado su trabajo de transformación interior se ocupan de conformar equipos que aporten las diferentes habilidades y conocimientos necesarios para lograr los desafíos que se presentan.

Programa IMA – Implementando las Metodologías Ágiles

3 Contextos Relaciones con los contextos: por ejemplo, las personas con las empresas o la empresa con el mercado, los clientes, los competidores, los proveedores. Para hacer cambios en los contextos, para cultivar relaciones de confianza y de colaboración, es necesario un amplio desarrollo de habilidades y una gran capacidad de gestionar las ideas emergentes.

Programa FFC – Formando Facilitadores Creativos

4 PLANOS

Para avanzar es necesario conocerse y conocer a los demás, saber pedir y ejecutar acciones de forma coordinada:

 

 

Plano Descripción Trabajo propuesto
1 Intelectual ¿Qué oigo? ¿Qué veo? ¿Qué percibo? ¿Qué pienso? ¿Cómo razono?

Abarca lo que se percibe y cómo es interpretado. Implica el análisis racional, el razonamiento deductivo e inductivo, las realidades numéricas y los datos empíricos. También incluye la historia que cada uno elige contar.

El trabajo en este plano permite disminuir el ruido mental y dejar que emerja una renovada claridad.

Implica: Clarificar el sistema de creencias; Revisar los juicios de evaluación; Registrar los hechos pasados y presentes; Cambiar los hábitos de interpretación de la realidad; Revisar el proceso de argumentación de las conclusiones, teniendo presentes los sesgos cognitivos y evitando las falacias.

2 Emocional ¿Cómo me siento? ¿Cómo se sienten los demás?

Se centra en los sentimientos, emociones y estados de ánimo. Incluye las formas de reaccionar ante ellos, por ejemplo: la actitud de aceptación o de rechazo.

El trabajo en este plano hace que las emociones agradables sean duraderas y las desagradables, breves y livianas.

Implica: Realizar ejercicios para limpiar las emociones desagradables vinculadas a interpretaciones de eventos pasados y liberarse de los resentimientos; Desarrollar la capacidad de expresar las emociones y utilizar conscientemente su energía; Incorporar la empatía en la forma cotidiana de vincularnos.

3 Existencial  ¿Para qué lo hago?

Se refiere al sentido del hacer y a la misión, es decir, al propósito que subyace a las acciones. Otras formas de denominar este plano son: dimensión trascendente, atención consciente, conciencia testigo, paz interior.

El trabajo en este plano lleva a atravesar las olas de las reacciones automáticas y permite conectar con la calma de la profundidad del gran océano interior. El estar en contacto con el sentido existencial, guía y alienta constantemente.
Implica: Descubrir motivaciones y necesidades; Reconocer los valores humanos y cómo cada uno los concibe, elige y prioriza; Sintonizar con un espacio interno, con el propósito y con los sueños.
4 Operativo ¿Qué hago? ¿Qué digo? ¿Qué expreso? ¿Qué logro?

Se manifiesta a través del cuerpo físico y de las acciones.
Incluye los diferentes patrones de comunicación y de comportamiento con la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, etc.

El trabajo en este plano produce un cambio físico: el descanso se vuelve profundo y los órganos del cuerpo recuperan vitalidad. También impacta positivamente en las relaciones humanas, las cuales se vuelven más saludables y satisfactorias.
Con el tiempo, se podrá apreciar la abundancia de los contextos de los cuales somos parte. Se trata de poner en acción lo descubierto en el trabajo realizado en los tres planos anteriores e implica: Integrar lo interior con lo exterior; Diseñar formas de enriquecer los contextos cercanos; Implementar soluciones completas y efectivas; Asentar los nuevos hábitos y, ante los nuevos resultados, expandir la zona creativa y de acción.

Esto fue sólo una introducción, en nuestros materiales podrás encontrar ejercicios y más herramientas. Y en nuestros servicios podrás descubrir el poder transformador de la propuesta.

¿Querés implementar cambios en tu empresa?