¿Cómo es Circling? Mi conexión

Veronica ArgañarazExperiencias2 Comments

Conocí Circling de pura casualidad. Llegué medio empujada. No tenía  idea con qué me iba a encontrar. Tampoco me interesó mucho averiguarlo antes. Lo poco que había leído no me había dicho nada. Absolutamente nada que encontrara un lugar en mi mundo de ese entonces. Y eso que en mi mundo de ese entonces ya existía la meditación, la presencia consciente, la inteligencia colectiva, la comunicación interpersonal y otras distinciones de mucho valor para mí.

Se podría decir así, que llegué ingenuamente. Tomé un avión para viajar 1200 km, alojarme en el templo de la generosidad, hacer el taller y volar nuevamente a casa. En el avión de regreso no podía borrar la sonrisa ni dejar de menear la cabeza… Mi sensación era algo parecido a esa mezcla de gozo, regocijo y sorpresa cuando descubro una película genial de la que no había escuchado casi mención, la sorpresa fue enorme y enormemente grata. Esta película la había vivido en persona.

Un gran descubrimiento

Circling, también conocida como mindfulness interpersonal, es una tecnología relacional donde usamos la atención plena para, a través de ejercicios graduales, activar la inteligencia grupal, permitiendo a quienes participan experimentar una conexión sumamente auténtica con los demás, profundizar el autoconocimiento, e incrementar los niveles de conciencia grupal. (más información)

Para mí el descubrimiento fue no sólo exterior -el descubrimiento de la práctica de Circling y de la conexión con las personas- sino también interior. Descubrí que puedo tener una conexión mucho más sostenida con mi interior, con mi ser, cuando está la presencia del otro. Cuando me encuentro con un otro en estado meditativo también, el mío se acrecienta, y se sostiene muy fácilmente. Es como si la conexión con la otra persona mantiene abierto un canal hacia mi ser profundo, y desde allí me comunico. Y luego de que eso ocurre, ya no hay más nada que hacer. Si consigo no intervenir (‘pequeña’ tarea) todo comienza a ocurrir y a fluir de manera natural. Descubro mi estar en el mundo y descubro también a la otra persona en su interior -si es que abre el acceso- o en sus resistencias -y las respeto.

Cinco faros

El momento presente y el estar aquí y ahora de cada uno cobra en Circling total protagonismo, y cuando alguno de los participantes se desconecta de esa presencia completa y se deja llevar por un flujo de pensamientos o construcciones mentales, el grupo encontrará la forma de espejárselo. Mostrarle una forma de volver a la conexión, de permanecer en el nivel de las sensaciones, como reza uno de los 5 principios de Circling, que no son reglas sino guías, no son respuestas sino preguntas para orientarnos… como faros.

Y así de sencillo como pareciera, esto plantea unos desafíos gigantes. Por ejemplo, confiar en tu experiencia presente, como dice otro de los principios. Hoy para mí eso se relaciona con soltar la ilusión del control, con soltar el miedo a lo que pueda aparecer, a lo que pueda pasar si dejo salir esto, si muestro aquello otro, si comparto eso que acabo de registrar en mí.

En espacios de Circling, lo que sea que emerja es bienvenido. Porque viene de la experiencia presente de una persona o de un grupo. Y muchas veces lo que emerge en una persona es algo confuso para la mente habitual :-) no tiene una explicación racional clara, y puede hasta ser incompleta. Pero a partir del momento que se comparte, eso puede llegar a resonar en otro integrante del grupo, que manifiesta cómo recibe eso y cómo lo percibe en su cuerpo, en sus sensaciones, en sus emociones.

Me ha pasado de participar de Círculos donde tengo la sensación de estar en un palacio de espejos, o en una sala de ecos, donde una imagen o sonido inicial disparado por alguien comienza a resonar en otra persona, y luego en otra, y en otra y en otra…  y se termina descubriendo algo que para cualquiera de nosotros en forma individual hubiera sido imposible ver. Inteligencia colectiva ampliada, en estado meditativo.

¿Y qué hacemos con nuestra mente?

En Circling no negamos los juicios, las historias, las explicaciones, las interpretaciones y las proyecciones. Todas construcciones que nuestra querida mente aprendió a hacer para protegernos y orientarnos, y debemos agradecérselo, y también pedirle si por favor podría descansar un poco más seguido :-) Decía que no se descartan, son historias del mundo de cada uno, y se explicitan como tales. En general tratamos de no dejarnos llevar por el “gordo motoneta” (como dice la canción argentina), pero no a través de la represión -que claramente no funcionaría- sino a través de la atención puesta en otros planos. Sostenemos un compromiso con la conexión, y tratamos de no seguir los caminos habituales frente a lo que sea que surja en esa conexión, me refiero a los reflejos que tenemos de explicar lo que ocurre, intentar modificar lo que ocurre, evitarlo, etc. El compromiso con la conexión significa para mí hoy, aceptar lo que sea que aparezca, y explorarlo, buscar conocerlo con nuestra curiosidad más ingenua.

Una vez participé de una sesión de Circling en la que el facilitador del grupo –una persona bastante experimentada en la práctica- como apertura dijo unas palabras parecidas a estas: “Hola a todos, bienvenidos. Quería compartir que en este momento siento una tensión, e inseguridad. Percibo una especie preocupación dentro de mí por “hacer bien mi trabajo” en este círculo, y estoy notando que eso me genera cierta rigidez en la espalda.” Fue enorme la empatía que instantáneamente generó en mí esa forma compartir sus vulnerabilidades, de adueñarse de su experiencia presente. Seteó para mí un código de conexión y un nivel de comunicación tan profundo y auténtico que marcó un aprendizaje duradero.

Dentro y fuera del círculo

Me pregunté cuántas veces al día me guardo mis percepciones, sensaciones y emociones, aún en contextos donde siento seguro compartirlas. Y sin embargo no lo hago en el momento. A veces no lo hago nunca. Y entonces las cargo, las acarreo conmigo donde voy, las arrastro. Muchas veces son cosas muy ‘tontas’ y que por lo mismo no hace falta que ocupen espacio en mi capacidad energética diaria, y cuando consigo el ejercicio de acortar el tiempo entre el momento en que las registro y el momento en que las comparto, los resultados son geniales.

Además, el hecho de respetar mi registro de sensaciones y validarlas con el otro ha tenido hasta ahora dos salidas posibles: 1) surge una explicación que hace que desaparezcan automáticamente mis sensaciones molestas, o 2) se abre un diálogo constructivo con la otra persona que nos beneficia a ambos. En cualquiera de esas dos salidas, me ahorré un montón de cadenas de pensamientos vanos y mi clima emocional se pudo volver soleado.

A explorar nuevos mundos…

Como dicen los principios del Circling buscamos estar con el otro en su mundo. Y aquí empieza una parte maravillosa del recorrido. Descubrir nuevos mundos, pero en el viaje más auténtico que nos podamos imaginar. Conocer al otro sin preconceptos, o sin que nuestros preconceptos cuenten tanto, o si cuentan mucho entonces los desafiamos: los compartimos y vemos cómo eso resuena en el círculo y qué nos devuelve.

Me ha ocurrido tener la sensación, luego de una práctica de Circling, de conocer muy de cerca a una persona -o una parte de ella- y en las conversaciones del break acordarme… ¿Cómo te llamabas? Y darme cuenta que no sé a qué se dedica, dónde vive o trabaja, ni ninguna de las cosas por las que usualmente diría que la conozco.

Todas estas búsquedas, generan una alquimia de autenticidad en Circling que hacen que uno se pregunte, como dijo una querida compañera en una práctica una vez “¿Qué pasaría si nuestras reuniones de trabajo, fueran así, con este nivel de comunicación?” El mundo sería otro, se respondió a sí misma.

 

Si te interesa conocer más sobre Circling, experimentarlo o intercambiar sobre el tema, estamos organizando encuentros presenciales y online, de práctica de Circling en español. ¡No dudes en contactarnos!

2 Comments on “¿Cómo es Circling? Mi conexión”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *