Liderazgo en tiempos de crisis – Diario La Nación

Ingrid AstizActividadesLeave a Comment

La nota de María Thompson (Socia de Fuerza Tres) en el suplemento número 5 de Inicia en el Diario La Nación. Un placer de lectura, reflexiva e inspiradora.

liderazgo maria

CRISIS. ¿Cómo sobrevivir a las dificultades? ¿Cómo salir de la rueda del caos?

“Crisis es aprendizaje”. Realmente es una idea hermosa, pero cuando estamos viviendo “la” crisis nos preguntamos ¿cómo llegamos a este lugar?, ¿por qué este caos?… y por un instante quisiéramos dejar todo y huir a una playa desierta. Pero la huida no es siempre una opción… y las lindas palabras se hacen difíciles de escuchar.

Entonces se vuelve necesario recurrir a otras estrategias, tales como formar un entramado que combine el equilibrio emocional y el sentido práctico profesional. Las crisis son inevitables en el proceso de aprendizaje, por eso más que temerlas, la cuestión es estar preparados –nosotros y nuestro equipo– para atravesarlas sin dejar la salud, la integridad y nuestros valores en el camino.

El trabajo del armado del equipo comienza desde la primera vez que entrevistamos a una persona: la manera en que nos relacionamos con ella y lo que percibimos en su mirada, su cuerpo y su actitud serán claves para tomar la decisión de sumarla o no al equipo. Para desarrollar esta mirada con los demás es preciso hacerlo antes con nosotros mismos, aprender a registrar nuestras emociones y sensaciones físicas.

Para quienes recibieron solo formación teórica e intelectual, a veces lleva un tiempo desarrollar habilidades como la empatía y la lectura de los signos que nos regala el cuerpo. Por eso, aquellos que están programados para evaluar a las personas desde una óptica estrecha y resultadista mirando apenas las líneas de un CV, necesitarán un entrenamiento para ampliar la percepción y poder afrontar momentos de crisis desde una perspectiva más integral.

Co-construyendo el equipo

La construcción de un equipo de trabajo en red capaz de atravesar una crisis es uno de los principales trabajos del líder. Esta construcción es lenta y necesita cuidados extremos para que la confianza sea el pilar sobre el cual se relacionan las personas. Por eso proponemos prestar atención a:

– La transparencia: se logra dándole valor a lo pequeño y escuchando lo que nos hace ruido interiormente. Prestando atención a aquello que por estar apurados y ansiosos por el futuro, pasamos por alto en el presente.

– La vulnerabilidad: se manifiesta a los otros cuando aceptamos nuestros estados de ánimo y ayudamos al equipo a reflexionar sobre sus propias incoherencias, tratando siempre de generar aprendizaje en lugar de buscar culpables.

– La confianza: deviene de la suma de la transparencia y la vulnerabilidad. El aceptar a la otra persona como es, no como nosotros queremos que sea, y sincerarnos para así transformarnos.

Como ven no es fácil, conlleva mucho trabajo interno poder co-construir un equipo con estas características, pero no es imposible, muchos lo hacen día a día. Con equivocaciones y aciertos, pero sin buscar la receta ideal, ya que las soluciones en momentos de cambio son dinámicas y emergen desde cada uno, desde cada equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *