Diferenciar Afirmaciones y Juicios

Ingrid AstizComunicación creativa, Desarrollo de equipos, Resolución de conflictos1 Comment

Afirmaciones y Juicios: dos actos lingüisticos donde el orador se está comprometiendo en cada caso a algo muy diferente.

Afirmaciones
– Ejemplo: “Carolina ocupa el cargo de Gerente General en nuestra compañía”
– Viven: Hablamos de hechos, que viven más allá de nosotros y que pueden ser observados de forma independiente de quien habla.
– Mundo: Lenguaje que hace referencia a un mundo ya existente.
– Pueden ser: Verdaderas o Falsas, es decir, se ajustan o no a los hechos observados.
– Compromiso: Son actos lingüísticos mediante los cuales nos comprometemos a proporcionar evidencia de lo que estamos diciendo si ésta se nos solicita. Y operan dentro de un determinado espacio de consenso social. Dentro de la comunidad científica, una afirmación es aceptada como verdadera si cumple con las
reglas y procedimientos definidos por los métodos científicos compartidos. En la medida en que esos consensos cambian con el tiempo, así también cambia lo que la  gente considera verdadero o falso. Una afirmación es siempre una afirmación dentro de, y para, una determinada comunidad en un momento histórico dado.

Juicios de valor
– Ejemplo: “Carolina es incompetente para dirigir reuniones”
– Viven: Hablamos de nuestra escala de valores y opiniones subjetivas, viven en la persona que lo formula.
– Mundo: Lenguaje que crea un nuevo mundo para quienes aceptan el juicio emitido.
– Pueden ser: Válidos o inválidos, es decir, tendrán eficacia social o no si se otorga autoridad para emitirlos (ej. juez, árbitro, profesor). Entonces, quienes escuchan siempre pueden discrepar, basándose en el hecho de que no han otorgado la autoridad para aceptar esos juicios como válidos.
– Además pueden ser: Fundados o Infundados, de acuerdo a la forma en que se relacionan con el tiempo. Decimos algo en el presente, según lo que observamos en el pasado y de acuerdo con ciertas expectativas en el futuro. Más info aquí.
– Compromiso: Aquí el compromiso del orador no es proporcionar evidencia. Cuando emitimos un juicio, la gente entiende que nos hemos comprometido a «fundar» ese juicio, a partir de acciones que hemos observado en el pasado. Más info aquí.

Fuente: Este es un resumen de “Ontología del lenguaje, de Rafael Echeverría, Capítulo IV, primera parte”
Gracias Martín Alaimo por las clases sobre Coaching Ontológico en 2012.

One Comment on “Diferenciar Afirmaciones y Juicios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *