Autoestima – Conciencia emocional

Ingrid AstizConciencia emocional, Desarrollo de equipos, Motivación, Resolución de conflictos, Valores humanos1 Comment

“Autoestima”: la aceptación incondicional de uno mismo; ese impulso interior que permite realizar los propios sueños y disfrutar de una vida plena, aceptando momento a momento lo que toca vivir. Los beneficios principales son:

  • El sentirse digno de respeto y amor por el simple hecho de existir es inmensamente auto-liberador de los “tengo que [hacer]” y los “debería [hacer / haber hecho]”). 
  • Se disuelven las adicciones (a sustancias, personas, actividades, historias), dejando el espacio vacío para una apertura creativa. 
  • El ego deja de estar al centro de la escena, como coraza protectora construida con auto-definiciones y juicios de evaluación, y pasa a ser un “ego útil”: una parte nuestra que responde según la ocasión, facilitando lo cotidiano, sin causar problemas emocionales.

“Baja autoestima”: deriva del auto-castigo por “considerarse equivocado”, por compararse constantemente entre lo que “creo que tengo que ser” (un ideal que sólo vive en la mente de cada uno) y “lo que soy realmente” (la existencia cotidiana). Tanto en las emociones (“no tengo que sentir esto”), los hábitos (“de nuevo hice lo mismo, debería haber actuado diferente”), las cualidades (“no soy creativo”), los resultados (“no me reconocen mis esfuerzos”). Un signo de baja autoestima es también perseguir a otros con exigencias e ideales: “deberías [hacer / ser / haber hecho]”. Las exigencias alejan a los seres queridos, y eso muchas veces hace que se afirme la baja autoestima (repetirse “dejó de quererme”, o concluir “en realidad nunca me quizo”, y sufrir por estas historias auto-construídas)

Lo que los demás piensan de mí no es relevante para la autoestima, sino lo que yo creo sobre lo que piensan de mí. Por ejemplo: me pueden decir “no sos creativo”, y si yo me siento conforme con mi forma de ser creativo, mi autoestima no se verá afectada por el comentario externo y podré indagar con tranquilidad qué le pasó al otro que lo llevó a esa conclusión. Y el ejemplo del otro lado: me dicen “sos creativo” y si yo me juzgo negativamente, mi autoestima seguirá baja… y hasta quizás con los elogios se vuelva más intensa mi sensación de no estar siendo comprendido.

Un círculo vicioso: por dificultades para conocerse a uno mismo, a vincularse saludablemente con otros y a cuidar adecuadamente de los propios recursos (tales como tiempo, dinero, oportunidades, etc.), la autoestima va bajando. Y con la autoestima baja y pocos logros previos, las carencias son altas, las metas se ven más lejos, la frustración se hace demasiado intensa, y a veces no se logra sostener los proyectos en el tiempo. Al no poder sostenerlos, no hay logros y termina en una profesía autocumplida (“yo sabía que no iba a poder lograrlo”).

Un círculo virtuoso: me acepto como soy (y dejo de compararme con lo que yo creo que tengo que ser), por eso disfruto de mi día a día, me puedo conocer cada vez más a mí mismo, mis círculo de confianza se expande, mis proyectos están alineados con mis sueños, trasnformo los fracasos en aprendizajes, entoces la autoestima va subiendo naturalmente, sin esfuerzo.

Hábitos saludables para la autoestima (aunque sea pudiendo experimentarlos unos minutos al día):

  • Estar presente en el aquí y ahora
  • Sentirme en paz con lo que soy, con lo que ocurre
  • Escuchar mis pensamientos, aceptarlos como surgen
  • Ser dueño de mis elecciones, hacerme responsable
  • Sentir orgullo por los logros, festejarlos desde la intimidad del propio corazón
  • Disolver la vergüenza de los fracasos, y aprender de las vivencias
  • Desarrollar vínculos de alto nivel de confianza
  • Ser fiel a mi visión y mis valores, expresarlos en mis acciones
  • Generar dinero, de una forma alineada con mi misión y mis deseos
  • Conocerme de forma realista y dinámica, sabiendo que cambio constantemente
  • Asumir los desafíos con audacia (más allá de mis talentos conocidos)
  • Transformar las viejas heridas en experiencia y fortaleza
  • Aceptar las personas y los sucesos tal como se presentan 
  • Desarmar juicios duales (“esto está bien/mal”)
  • Dejar de querer controlar a otros 
  • Revisar creencias autolimitantes y elijir nuevas que enriquezcan mi vida
  • Dejar de justificarme, defenderme, intentar imponerme o impresionar a otros, dejar de preocuparme por los juicios de los demás
  • Ocuparme de lo que puedo cambiar y dejar de preocuparme por lo que no puedo cambiar

Herramientas que ayudan en el desarrollo de la autoestima

One Comment on “Autoestima – Conciencia emocional”

  1. Concuerdo con todo el artículo y si me lo permiten agrego “Conocerse y amarse tal cual se es, permite transitar la vida sin cadenas ni equipaje ajenos”, si estamos en el estadio del desconocimiento el primer paso es explorarnos y vernos y trabajar con lo que se encuentra, cuesta pero se puede y el resultado se ve de inmediato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *