Guía: ¿Jefe o Líder?

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Conciencia emocional, Cultura organizacional, Desarrollo de equipos, Herramientas, Liderazgo, Manejo del tiempo, Metodologías ágiles, Motivación, Resolución de conflictos, Retrospectivas ágiles, Scrum1 Comment

Acá presentamos una guía para identificar cuando estamos parados desde el paradigma del “Jefe de vieja escuela” o desde el “Líder formador de equipos”.
El estilo del post es exagerado, polarizado y simplificado, con la intención de provocar nuevas reflexiones y motivar la observación de diferentes comportamientos. Claramente la realidad no es blanco/negro, sino que los rasgos de personalidad se manifiestan en toda la gama de colores, a lo largo del día, de las situaciones que se presentan y de las diferentes etapas de la vida.

– Jefe: Centraliza el poder sobre sí mismo (información, decisiones, criterios, conocimientos, metodologías)
– Líder: Facilita que crezca el poder del equipo: entrena, capacita, comparte, alienta, fomenta, despierta.

– Jefe: Exige, baja ordenes, recibe presiones y las pasa al equipo.
– Líder: Pide con claridad, facilita el proceso de planificación, deja que el equipo asuma compromisos.

– Jefe: No comunica y se enoja cuando no lo entienden.
– Líder: Construye una visión compartida, diseña estrategia y planes de acción con el equipo, y deja que cada cual resuelva los temas operativos.

– Jefe: Sufre de perfeccionismo. Si no se cumple lo esperado, se frustra y castiga.
– Líder: “Progreso, no perfección”. Aporta herramientas y conocimientos para que el equipo alcance los compromisos asumidos y expanda su capacidad de logros concretos. Cuando hay errores, los hace visibles, remueve las excusas y las quejas, ayuda al equipo a descubrir sus causas y realizar cambios concretos para mejorar.

– Jefe: Observar “lo emocional” le parece una pérdida de tiempo. No registra cuánto perjudica el mal-estar (mala predisposición, conflictos, desgastes, estrés, enojos, desmotivación, resignación), ni siquiera ve el impacto negativo en la calidad y la productividad.
– Líder: Además de cuidar la productividad y la calidad, se ocupa de la felicidad (las emociones de las personas, el clima del equipo, la cultura, los valores, los principios). Integra “lo emocional” en el trabajo, logrando subir los niveles de pro-actividad, motivación, creatividad, entusiasmo, colaboración, confianza, crecimiento.

– Jefe: No invierte en el equipo. No escucha más que lo mínimo necesario para accionar. Estallan los conflictos.
– Líder: Escucha hasta comprender el fondo de la cuestión y acciona para resolver los problemas en su origen. Aprende con los conflictos. Genera espacios de desarrollo de Equipo: Retrospectivas.

– Jefe: Se toma personalmente las cosas (“no me cumplieron”, “no me hacen caso”).
– Líder: No se toma nada personalmente. No miente. No hace suposiciones. Aplica Los 4 acuerdos.

– Jefe: Cree en superiores e inferiores. Juega al triángulo dramático.
– Líder: Comunica y escucha con empatía. Aplica la Comunicación No Violenta (CNV).

One Comment on “Guía: ¿Jefe o Líder?”

  1. Buenísimo tu artículo, gracias por compartir tus conocimientos de una forma tan clara y desinteresada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *