Fuerzas para el crecimiento

Ingrid AstizCreatividad e innovación, Desarrollo de equipos, Liderazgo, Metodologías ágiles, Motivación, Productividad, Resolución de conflictos, Retrospectivas ágiles, Scrum, TeoríaLeave a Comment

Para crear ámbitos productivos e innovadores es importante examinar la tensión entre dos fuerzas opuestas, y el principio equilibrante o relacionante de la tercera fuerza, que permite la sinergia para el cambio concreto. A continuación un primer análisis de patrones extremos y propuesta de un camino del medio.

Organización interna

  • Maníaco del control: Los procesos de trabajo son burocráticos, fosilizados, se cumplen sin saber porqué ni para qué. Los jefes detallan qué hacer, cuándo, en cuánto tiempo, cómo hasta el mínimo detalle, hasta asfixiar la creatividad de los otros. Adictos al trabajo que se convierten en pulpos acaparadores de tareas. Los cuellos de botella son bien angostos por falta de optimización de procesos, exceso de instancias de control y funciones mal distribuidas. Planificaciones como si se pudiera controlar el futuro y sensación de fracaso porque la realidad no se ajusta a las predicciones. Premios y castigos.
  • Laissez faire: Abandono. Ausencia de visión rectora y de metas claras. Pérdida de recursos por realización de tareas sin valor de negocio, retrabajos, desconocimiento de procesos. Distracciones por cuestiones emocionales y conflictos interpesonales. Ausencia de planificaciones, y por lo tanto no hay éxitos, ni fracasos, ni oportunidades de mejora.
  • Trabajo en equipo: Roles y funciones alineadas a la visión rectora y al cumplimiento de los objetivos de todo el equipo. Observación de la realidad y de la efectividad de las acciones, seguimiento de cómo se está realizando la visión y satisfaciendo las necesidades. Fomento de la autogestión y la autonomía. Retrospectivas para fomentar el aprendizaje en equipo y la mejora contínua. Procesos livianos y en constante optimización. Planificaciones con necesidades priorizadas y permeables al cambio. Fluye la colaboración y la creatividad. 

Desarrollo de personas/profesionales

  • Maníaco del control: Gestión de RRHH con fichas hiper detalladas, sin voz humana. Evaluación de desempeño, como si existiera una mirada objetiva. Plan de carrera, estandarizado.
  • Laissez faire: Desconocimiento de las personas, sus fortalezas, sus debilidades, sus anhelos profesionales, su potencial, sus necesidades.
  • Trabajo en equipo: Conocimiento mutuo de qué aporta y puede aportar cada uno. Acompañamiento y aliento en la mejora contínua como seres humanos y como profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *