¿Mío, Tuyo o de la Naturaleza?

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Dinámicas y ejercicios, Enseñar y aprender, Liderazgo, Productividad, Resolución de conflictos, TeoríaLeave a Comment

Ante un problema es útil diferenciar entre:
– Asuntos propios
– Asuntos de otro
– Asuntos de la naturaleza o del mundo (todo lo que no depende de ningún ser humano)

Y recordar que:

– Intentar cambiar a otros seres humanos (sus características, hábitos, metas, pasiones, creencias, etc) lleva a la frustración, en cambio aceptar al otro (tal como es) nos llena de amor.
– Podemos aprender sobre las leyes de la naturaleza y accionar conectados con la realidad

Es una decisión propia, renunciar a:

– Manipulaciones: “Tenés que cambiar para tu propio bien y para llevarnos mejor”
– Papel de víctima: “Estoy mal porque vos no me entendés”
– Excusas: “No puedo cambiar, soy demasiado vieja”
– Auto-engaños: “Fumo, pero a mí no me hace nada”
– Fantasías: “Si uso cremas caras, no se va a arrugar mi piel”
– Idealismo: “Las cosas deberían ser diferentes”

Dinámica posible
Antes de explicar este concepto, como ejercicio de conexión se puede hacer:

  1. Aclarar que será un ejercicio individual, que no tendrán que compartir lo escrito.
  2. Cada persona anota un conflicto, el título, ej. “Mi jefe es un idiota” 
  3. Cada persona diferencia entre la parte: Propia, del Otro y del Mundo. Es importante que cada uno encuentre la parte propia, ej. A: “Cada vez que me reuno con mi jefe, termino enojado”. B: “Mi jefe tiene formas bruscas para comunicarse”; C: “Las personas tenemos diferentes formas para expresarnos”
  4. Cada persona diferencia entre lo que no puede cambiar y lo que sí puede cambiar. Ej. A: “No puedo cambiar a mi jefe” B: “Puedo prestar más atención qué es lo que despierta mi enojo, encontrar la causa y buscar resolver el conflicto en su origen, adentro mío”.

Luego de esta conexión, se pueden explicar el concepto de este post y también:
Actitud de Resistencia y Aceptación
Reconocer entre lo que puedo cambiar y lo que no

Para los facilitadores
– Recomiendo organizar las capacitaciones con las 4 C de Training from the back of the room (Enseñando desde atrás del salón)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *