Las Metas

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Creatividad e innovación, Cultura organizacional, Desarrollo de equipos, Herramientas, Liderazgo, Manejo del tiempo, Motivación, Productividad, Resolución de conflictos2 Comments

Objetivo

  • Alcanzar un estado interno de gozo y satisfacción de logros, que nos permite desarrollar auto-estima y confianza en nuestras propias capacidades.
  • Concentrar nuestra energía en una dirección.
  • En la primera mitad de la vida las metas son importantes para el desarrollo de nuestra identidad, la estructura del yo y el autoconocimiento, ya que nos permite descubrir qué podemos hacer, cuáles son nuestros talentos y nuestros límites, y también nos permiten desarrollar quién queremos ser. Luego de cierta edad, es liberador desprenderse de ellas, y enfocarnos más en los sucesos de la vida tal cual se presentan y en el vivir desde la auténticidad

¿Cómo funcionan?
A través del conocimiento de las necesidades propias y de las demás personas, de la definición de metas y planes de acción, nos enfrentamos con éxitos que enriquecen nuestro entorno y fracasos que nos abren al aprendizaje, incrementamos nuestra autovaloración realista y construimos nuestra identidad.
En este proceso vamos descubriendo qué es lo que realmente queremos (dejando ir mandatos y exigencias externas) y nos acercamos a lo que es realmente valioso para nosotros.

¿Cómo expresar las metas?
Mientras más claros seamos en la identificación y especificación de las metas, más probabilidades tendremos que nuestas acciones sean efectivas y que otras personas puedan ayudarnos. Para expresarlas sugerimos buscar que sean:

  • Completas: Detallar todo lo que se pueda.
  • Modificables: actualizarlas constantemente, a través del diálogo y la reescritura.
  • Realistas: que surjan del conocimiento de la realidad y de las necesidades de los involucrados, esto permite que sean consistentes, específicas y alcanzables. 
  • Positivas: que expresen lo que quiero (en cambio de aclarar lo que no quiero)
  • Exigentes: que valgan la pena.
  • Atractivas: que estén relacionadas con lo que deseamos lograr, desarrollar, aprender
  • Verificables / Medibles: sólo al contrastar mi meta con la realidad se logra el éxito o el fracaso. Las metas de largo plazo, subdividirlas en metas de corto plazo para poder medir el avance.
  • Implementables: que puedan realizarse acciones en las próximas 48 horas.

¿Cómo avanzar?

  • Es importante tener un plan concreto y desarrollar la disciplina necesaria para alcanzar las metas.
  • Algunas metas de resultados requieren metas conductuales, es decir, cambios de hábitos. Para los cambios de hábitos es importante que alguien nos dé feedback sobre nuestro progreso y que nos conectemos con la satisfacción interior obtenida con la nueva conducta.
  • Recordar que las metas son sólo una parte del trabajo, también es importante El Presente: lo que van sintiendo, cómo se van relacionando las personas, cómo se viven los sucesos, qué se va aprendiendo, cuáles son las necesidades humanas en juego.

Preguntas claves para hacerse constantemente
– ¿Por qué hago lo que hago?
– ¿Lo que estoy haciendo sirve a mis metas?

Cuadro escaneado del libro “Espiritualidad y Administración del tiempo” por Anselm Grün y Friedrich Assländer

2 Comments on “Las Metas”

  1. Excelente artículo, me agrado el enfoque de utilización y administración de metas en base al tiempo, direccionado hacia el como avanzar..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *