¿Soy normal? ¿Soy natural?

Ingrid AstizDesarrollo de equipos, Liderazgo, Resolución de conflictos, TeoríaLeave a Comment

¿Qué es lo normal?
Lo que es “normal” va cambiando según los tiempos y los lugares: tiene que ver con las circunstancias (la norma estadística dentro de una población) y la cultura (las normas como acuerdos sociales). En cada grupo social se da prioridad a satisfacer las necesidades de “la norma”, por una simple cuestión práctica que son la mayoría. Una vez satisfechas las necesidades de la mayoría se busca satisfacer necesidades más específicas. Por ejemplo, el colectivo hace unos años estaban diseñados sólo para el cuerpo de la mayoría de la población (altura y peso promedio, de movilidad amplia) y hace unos años fueron ampliando sus opciones de diseño (ahora personas muy altas pueden estar cómodas tanto paradas como sentadas, y personas con sillas de ruedas también pueden subir y bajar con facilidad).

¿Cuál es el problema de ser “anormal”?
Los únicos problemas reales son dos: 1. que quienes estén fuera de la norma deben hacer un esfuerzo extra para satisfacer sus necesidades (una vez incorporado y realizado este esfuerzo, deja de ser un problema); 2. el rechazo a lo desconocido (se supera cuando se transforma el “eso raro” en algo conocido).
Después hay un tema cultural sobre la estigmatización y la vergüenza de “lo anormal”, que está cambiando gracias a la interconexión de la diversidad en Internet (una persona que se consideraba anormal en un pueblo por ser la única con determinada característica, se descubre que existen muchas personas similares o afines dentro de la población mundial) y la expansión de las fronteras de los mercados (“the long tail”). Y además cada vez es más fuerte el movimiento hacia la integración de personas con diferentes funcionamientos mentales y físicos en las organizaciones (escuelas, centros de salud, empresas).

¿Qué es lo natural?
Todo acto que emerge de un ser humano es natural. Todo lo que le ocurre a un ser humano es natural. Por ejemplo, un niño calvo a los 6 años puede ser considerado raro para su ámbito cercano y ser considerado normal dentro de la comunidad médica que estudia estos casos a nivel mundial. Y lo más importante es que es siempre natural (ej. si está haciendo un tratamiento de quimioterapia es natural que pierda el pelo). Puede ser que no responda a nuestro ideal de niñez, que no queramos que eso le ocurra a un niño, pero la naturaleza ES más allá de nuestros pensamientos y deseos. Es natural que fantaseemos con un mundo ideal y también es natural que el mundo no se ajuste a nuestras fantasías. Es natural que queramos que todas nuestras necesidades estén satisfechas lo más fácil posible, y que por eso queramos estar dentro de la norma.

¿Soy normal? ¿Soy natural?
A veces soy normal y siempre soy natural. Si pretendo ser normal todo el tiempo o que los demás se comporten siempre de forma normal, tengo garantizada mi frustración. En cambio si mi propósito es aceptar y amar lo que ES, tomo conciencia que todo lo que ocurre es natural… y así me acerco, paso a paso, a un estado interno de paz.

Herramienta vinculada
Grupos de 12 pasos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *