Promesas

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Creatividad e innovación, Cultura organizacional, Desarrollo de equipos, Herramientas, Manejo del tiempo, MotivaciónLeave a Comment

Las promesas son compromisos de hacer algo determinado, en un determinado período de tiempo o en una determinada circunstancia. Las relaciones de confianza se construyen con pedidos, promesas y las acciones que responden a las necesidades de las partes y los compromisos asumidos.
Es importante no confundirlas con predicciones, es decir, no sabemos si la promesa será concretada porque no sabemos qué va a pasar en el futuro: la vida está en constante cambio y además (por más que intentemos olvidarlo) en algún momento vamos a morir.

Reclamos
Ante una promesa incumplida, tenemos derecho al reclamo:
– El reclamo es una aclaración sobre lo que faltó y una oportunidad de mejora.
– El reclamo para que sea efectivo tiene que ser claro, es un pedido de reparación por el daño producido por el incumplimiento.
– La reparación implica el reconocimiento del error y una acción de mutuo acuerdo entre las partes.
– Si sólo expresamos nuestro disgusto, nos quedamos en la queja. En cambio si reflexionamos abrimos la oportunidad de un nuevo acuerdo: ¿Cuál fue la promesa expresada? ¿Qué expectativas quedaron implícitas? ¿Por qué la promesa no fue cumplida? ¿Cuál fue el impacto o daño de su incumplimiento? ¿Cómo se puede reparar?

Manipulación
Cuando exigimos que nos prometan algo o cuando prometemos algo desconectados de nuestra autenticidad, estamos manipulando. A veces lo hacemos para salir del paso o para conseguir algo de forma rápida, sin tomar conciencia que la manipulación surge de la ignorancia y el miedo, y que lleva al dolor y a la ira. Por eso es tan importante:
– Dejar de exigir, y del otro lado, aprender a decir “no”.
– Prometer sólo si estamos dispuestos a hacer lo máximo que esté a nuestro alcance para cumplir, y si por algún motivo no lo hacemos, estar dispuestos a reparar.
– Observar a quienes no cumplen las promesas ni escuchan/responden a los reclamos: en general viven en un estado de inconsciencia (como dormidos), sin registrarse a así mismos (deseos, necesidades, limitaciones) y sin registrar el daño que producen a otros (incomodidad, dudas, frustración, miedo, distancia).
– Construir confianza con quienes tienen registro de sus promesas, hacen sus mejores esfuerzos, escuchan/responden a los reclamos con inteligencia y honestidad.
– Ser nosotros mismos personas confiables y pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *