Pedir claramente y dejar de exigir

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Conciencia emocional, Creatividad e innovación, Cultura organizacional, Desarrollo de equipos, Herramientas, Liderazgo, Motivación, Productividad, Resolución de conflictos21 Comments

Cuando nos ponemos en contacto con nuestros sentimientos y necesidades, valores y deseos, los seres humanos dejamos de ser buenos esclavos (seres complacientes) y pasamos a buscar estrategias conjuntas para enriquecer nuestras vidas (seres auténticos).

Si queremos apoyo, es importante aprender a pedirlo claramente y, al mismo tiempo, dejar de exigir.

¿Cómo realizar pedidos que sean comprendidos y efectivos?
  • Lograr claridad interna y obtener información sobre el tema (esto ayuda a evitar los pedidos imposibles).
  • Elegir el momento adecuado para hacer el pedido. El momento y la duración de la conversación sea por mutuo acuerdo. Ej. preguntar “Es este un buen momento para que te haga un pedido?”. Si el otro está atareado, aclarar “Estimo que nos llevará unos 15 minutos conversarlo, y si no llegamos a resolverlo en este tiempo, podemos continuar la conversación en otro momento. Querés que conversemos ahora o preferís otro momento?”.
  • Ser directo. Expresar el pedido de forma concreta, sintética, específica. Recordar que mientras más claro tenga el otro lo que yo quiero, más probable va a ser que me ayude a obtenerlo. Ej. En vez de “Me siento sola” (y esperar que el otro comprenda un pedido implícito o piense estrategias para resolver mi sensación) decir “Querés que pasemos juntos el fin de semana?” O más abierto, con más emoción, “Me gustaría pasar más tiempo con vos, me dá alegría tu compañía y me nutro de tu forma de pensar, qué cosas te gusta hacer donde podría acompañarte? qué te gustaría que hagamos juntos?”
  • Incluir emociones y necesidades involucradas aumenta las probabilidades que el otro me preste atención y dé prioridad a mi pedido. Ej. En vez de “Quiere darme un aumento de sueldo?”  decir “Me gustaría mudarme más cerca al trabajo. Eso me ahorraría tiempo y bajaría mi nivel de estrés por el tráfico, podría estar más relajado y trabajar con más energía. Con el salario actual, no puedo enfrentar una mudanza. Quiere ayudarme a hacerla posible, aumentandome un 10% mi salario a partir del próximo mes?”
  • Ser breve. Dar detalles sólo si hay preguntas que demuestren interés.
  • Usar palabras correctas. Ej. “Querés hacer…?” en cambio de “Podés hacer…?” Porque el otro quizás puede pero no quiere, no le dá prioridad o no siente motivación para hacerlo. Para darnos cuenta de la diferencia, imaginando una situación: qué te pasa al imaginar un hombre que le dice a su novia “Podés casarte conmigo?” : )
  • Si hay un “no” como respuesta, se puede establecer un diálogo para entender la decisión del otro. Si el otro comparte los mismos objetivos, se puede ajustar el pedido o buscar un momento más apropiado para repetirlo; si sus intereses son diferentes, respetarlo y buscar a otra persona (u organización) para avanzar.
¿Cómo evitar las exigencias?
  • Tomar conciencia de que las exigencias desgastan los vínculos y alejan a las personas.
  • La diferencia entre un pedido y una exigencia es que con el primero se acepta pacíficamente un “no” como respuesta, se reconoce al otro como un ser humano con necesidades y deseos diferentes. En cambio, el que exige espera encontrar un ser complaciente del otro lado, y si el otro no lo satisface, descarga su frustración con una amenaza de culpa o castigo.
  • Una relación sana los dos se sienten libres para pedir y los dos se sienten libres para responder que “no”.
  • Es importante ante un pedido saber: 1. Qué espero del otro? 2. Por qué quiero que el otro lo haga? Por amor y motivación intrínseca (ej. también el otro se beneficiará en hacer lo que le pido, lo disfrutará y encontrará en esa acción una forma de expresarse), o por miedo (ej. a mis reprimendas cuando no me responde según mis deseos) o por culpa (ej. de que si no me hace caso sacaré la conclusión de que no me quiere) o por vergüenza (ej. cuando le hago notar el error)? Por qué quiero que haga eso que estoy pidiendo? Si por una motivación interna del otro, entonces será más fácil respetar cuando responde “no” a mi pedido. Si quiero que lo haga para que satisfaga mis pedidos, sin importarme sus necesidades, entonces la exigencia y la manipulación seguirán presentes.
  • Para aceptar pacíficamente un “no” como respuesta, a veces es necesario transitar un duelo y crear nuevas estrategias para la satisfacción de las propias necesidades.
  • Si el otro está acostumbrado a que pida de forma exigente, puede llevarme tiempo que el otro comprenda que he sinceramente cambiado de actitud. O también hay personas que están acostumbradas a escuchar exigencias, aún cuando sólo le están haciendo un pedido. Puede ayudar, aclarar por ejemplo “Te lo estoy pidiendo, y si me respondés que no, lo comprenderé y respetaré con amor tu decisión” o “Si me respondés que sí o que no, te seguiré queriendo con la misma intensidad, mi cariño hacia vos es independiente a la forma que respondas a mi pedido”
Más información
– La base de lo que estoy explicando es Comunicación No Violenta (CNV), de Marshall Rosenberg
El poder del “NO positivo”, de William Ury
– Tomé algunos tips del capítulo “Pedir apoyo” del libro “Los hombres son de Marte y Las mujeres son de Venus” de John Gray

21 Comments on “Pedir claramente y dejar de exigir”

  1. Encuentro muy difícil equilibrar el ser breve, conciso, concreto, y al mismo tiempo describir las emociones y necesidades involucradas en mi petición.

    Respecto del libro de J. Gray que mencionás al final, te confieso que no coincido con él. Me pone nervioso esa distinción entre lo masculino y lo femenino. Creo que es falsa y que todas las personas somos al mismo tiempo marcianos y venusianos. Vos qué pensás?

  2. definitivamente deberíamos cambiar el modo de decir las cosas, escucharnos y saber escuchar al otro. saber leernos y leer al otro es importante

  3. Muy buen libro el de Gray me ha ayudado bastante en mi relación a intentar entender a las otras personas y que no son adivinas, no todos tenemos las mismas necesidades.

  4. Debemos trabajar mucho el pedido y la exigencia como que se desvanecen las fronteras cuando de solicitudes se trata, muy claro el planteamiento ardua la labor. Gracias

  5. Yo entiendo que el diferenciar a hombres y mujeres en este tema va hacia la innegable diferencia en las formas de reaccionar de ambos sexos, y no a una diferencia sexista.
    Por otra parte, es muy importante saber pedir de forma clara y concisa, no se puede pretender que la otra persona entienda si no somos claros. Excelente tema.

  6. Para mi es clara la importancia de saber pedir y transmitir nuestras necesidades desde el respeto y con la aceptación anticipada de la respuesta del otro.
    Como bien dice el art. la exigencia a largo o corto plazo
    nos aportará grandes desastres, siempre a las dos partes incluso nos puede llevar al fin de está.
    Maravilloso tema, metidos hasta el fondo en el fango de las necesidades.

  7. Si hago un pedido a modo de exigencia así sea en sentido de broma también afecta a la otra persona?
    Y que hacer cuando la persona me pide algo importante para ella y aunque yo la pueda satisfacer pues no lo desee?

  8. Esto es bastante complejo es muy difícil acertar en ese equilibrio que debemos tener unos con otros, tengo que aplicar muchas cosas para poder entenderlo mejor.

  9. He aprendido mucho con este artículo. Principalmente a establecer la diferencia entre pedir y exigir. Además he identificado lo mucho que me cuesta hacer una petición, lo hago muy pocas veces, cuando es de extrema necesidad y siempre a personas muy cercanas que sé que me responderán por el cariño que me tienen. Igual, si ellos no pudieran en esa ocasión ayudarme, sé que mi cariño será el mismo siempre.

  10. confieso que me ha costado trabajo decir las palabras ‘adecuadas” pues mi familia esta acostumbrada a exigir y con mi pareja me ha ayudado a diferencias, el pedir y exigir…Gracias el texto a sido clarificante.

  11. Actualmente tengo problemas con mi pareja respecto a que exijo de ella, algo que me gusta y se que a ella no, pero lo quise hacer de forma que ella tambien entienda que así se beneficiaría, pero al final, terminé hiriendola. Cree ella que le pido que sea alguien que se parezca a alguien de mi pasado y así terminó cerrandose. Entiendo ahora la importancia de diferenciar entre pedir e imponer algo.

  12. Creo que lo mas dificil para mi de esto, es enteder por que quiero un cambio en la actitud del otro, por que a fin de cuentas ( y esto lo planteo en el ambito laboral para con mis compañeros), es algo que hago no por ellos, sino por mi, y para poder trabajar mas comodo y con menos carga laboral.

  13. definitivamente he encontrado, muy dificil transmitir mis ideas. algunas veces solo me pongo brava con migo misma por no poder expresarme, este a sido un problema mio de siempre.

  14. La exigencia es una práctica mía muy constante a nivel familiar, con los hijos. Al leer esto entiendo que debo darles mi respeto y tratarlos como a personas valiosas. Están en el mismo nivel que cualquier otro ser humano para hacerles pedidos o solicitudes, en lugar de exigirles. Muchas gracias.

  15. Hola a los que leéis esto, tengo 17 años y quiero pedir ayuda porque ayer tuve una discusión muy fuerte con mi mejor amiga. Ella es de las personas que más se han preocupado por mí en toda mi vida. cuando estoy mal ella está ahí, cuando necesito hablar ella me escucha. Le tengo muchísimo cariño y no la quiero perder. el problema es que a veces pienso que lo tiene todo todo y no es así, porque nadie es perfecto. Como pienso eso, me espero cosas de ella que obviamente no suceden, ya que ella no puede darme todo lo que le pido, y por lo tanto, me pongo triste y me enfado con el mundo e indirectamente con ella. Llevaba una temporada comportándome de una manera así con ella: me callaba, y no le decía lo que me pasaba pero se lo demostraba con hechos (le evitaba, era más arisca al hablarle, etc…) y yo me comportaba así con ella simple y estúpidamente porque me decepcionaba porque no me daba lo que yo esperaba de ella. Ayer, se hartó, y lo entiendo porque soy una imbécil. Me dijo que me quiere mucho pero que es duro para ella ver que no llega a la altura de mis expectativas sobre ella y que se agobia a veces porque no puede darme más de lo que ya me da. Necesito que me aconsejéis porque no quiero perderla. Muchísimas gracias.

  16. Hola Marta, tu relato me toca el corazón… no tengo ningún consejo, sólo compartirte que con 17 años sos mucho más consiente de actitudes de lo que yo era a tu edad y te felicito por eso.

    Aprender a ser una buena amiga es un trabajo de toda la vida, tengo 40 y sigo aprendiendo. Y las amistades a veces pasan por crisis y esas crisis si se logran resolver, la amistad sale fortalecida, se vuelve más íntima y más plena. A veces tomar un tiempo y una distancia en una amistad, ayuda a poder ver las cosas de una nueva forma, para luego re-fundar la relación con otras actitudes.

    Se aprende a dejar de exigir, y a aceptar con gratitud lo que el otro es y lo que elije darnos, así como le sale. Y cuando aprendemos esto, las relaciones respiran aire fresco, se vuelven más libres, más auténticas, más satisfactorias para ambas partes.

    Si querés tenemos disponible un curso online y gratuito: http://www.acamica.com/cursos/7/entrenando-la-inteligencia-emocional

    Te deseo lo mejor, un abrazo, Ingrid

  17. Es muy valido . Como pretender que nos complazcan si exigimos internamente nuestros pedidos pero los transmitimos como adivinanzas en los momentos y modos inadecuados.
    A veces son los miedos, la inseguridad, o la forma historica de relacionarse con determinadas personas que nos llevan a plantear mal las cosas. Hay personas que desacreditan en forma natural. Voy a tratar de poner en practica como ejercicio , aunque cueste para ver los resultA
    ados

  18. Es importante modificar mi mamera de expresarme y aprender a comunicar mejor lo que quiero, me ayuda a avanzar y me ahorra inconvenientes… Abierta al cambio…

  19. Es de suma importancia el saber solicitar algo a otra persona . Saber en que momento , descubrir su estado emocional ,etc.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *