Feedback

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Creatividad e innovación, Cultura organizacional, Desarrollo de equipos, Herramientas, Liderazgo, Motivación, Productividad, Resolución de conflictosLeave a Comment

Para mejorar nuestra imagen es muy útil el espejo: nos da información sobre nosotros mismos de una forma rápida, simple, clara y directa (no evalúa, ni juzga, ni hace pedidos, ni decide por nosotros). Para mejorar como personas y como equipos, es indispensable dar y recibir feedback, como si fueramos espejos unos de otros.

El feedback en el diálogo implica incorporar la respuesta del otro antes de responder -incorporar la entrada antes de la siguiente salida-. También procesar con inteligencia y empatía la entrada.
 
 

RECIBIR FEEDBACK

Algunas sugerencias para recibir feedback:
– Pedir feedback (observaciones, comentarios, sugerencias) de forma abierta a clientes, proveedores, compañeros de trabajo, jefes, empleados, etc.
– Escuchar de forma empática, sin mezclarse en la carga emocional del otro.
– Dejar ir las rutinas autodefensivas (ej. sentirse ofendido, herido, criticado, juzgado, invadido).
– Analizar la información y tomar mejores decisiones.
 

DAR FEEDBACK

Algunas sugerencias para dar feedback:
– Centrarse en el otro para darle información de valor, para ayudarlo a conocerse de una forma más completa.
– Dedicar un tiempo para observarlo, conocerlo, entenderlo, como persona y como profesional dentro de un contexto determinado.
– Identificar tanto puntos “positivos” como “negativos”, y luego transmitirlos sin ponerle valoración (el otro decidirá qué le sirve mantener y qué elije cambiar)
– Buscar el momento apropiado y brindarle la información de forma clara, chequeando que sea comprendida.
– Si la otra persona se pone a la defensiva: preguntar directamente si le interesa recibir feedback, y sólo si responde que sí, ir despacio, dar las observaciones a medida que las va pudiendo escuchar y elaborar (acordarse de no ser complaciente)
– Si el otro no es susceptible ni tiene baja autoestima, expresarse sin rodeos, decirle todo lo que te parece que puede ayudarlo a desarrollarse, incluso provocarlo para que pueda moverse de posición, reflexionar diferente y generar cambios concretos.
– Ofrecerlo con amor, como si fuera un regalo que puede no ser aceptado (es decir, soltar los resultados, no esperar una reacción determinada ni cambios en el otro)
 

Técnica de las 4P

Sirve tanto para dar como para pedir feedback sobre una idea o propuesta, preguntar sobre:
Positivo: Qué tiene de positivo la propuesta? Cuáles son los aspectos más fuertes? Cuáles los beneficios?
Potencial: Qué impacto podría llegar a tener? Cuáles serían los “futuros puntos positivos”?
Preocupaciones: Qué problema o dificultad tiene? Qué riesgos existen? Cuáles son los puntos débiles?
Propuesta: De qué forma se pueden resolver las preocupaciones? Cómo se pueden mitigar o contingir los riesgos? De qué otra forma se puede enriquecer y ampliar la propuesta?
Fuente: La técnica de las 4P la aprendí en la consultora Neelus
 

Herramienta vinculada

Comunicación No Violenta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *