Club de víctimas

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Creatividad e innovación, Cultura organizacional, Desarrollo de equipos, Resolución de conflictos, Teoría, Valores humanos1 Comment

Es muy común en los grupos sociales, laborales o recreativos, que se formen club de víctimas. Para los interesados, acá va un listado de sus beneficios:
– Conseguir afecto y usarlo de calmante emocional
– Anestesiar el dolor y evitar la realidad
– Compartir el sufrimiento con otros
– Actuar un personaje, interactuando con otros desde la desconexión interna
– Contar historias con malvados y pobrecitos, buscando provocar entretenimiento y lástima, esperando algún salvador que venga a rescatarlos.
– Interpretar los hechos de forma tal que se ajusten a la novela interna
– Quejarse, lamentarse, justificarse, llenarlo todo de explicaciones
– Ser muy críticos con los demás y ciegos con uno mismo
– Recibir ideas para manipular mejor
– Sentirse validado por un otro, que aprueba el veneno de la autocompasión
– Fortalecer las paredes de la propia cárcel y gritar auxilio

Como venimos con el tema de la creatividad, aclaro que estos clubs son fantásticos para inhibirla, ya que los miembros repiten incesantemente los mismos patrones. Además si a una persona del club le va mal, los demás lo llenan de malos consejos que facilitan que le siga yendo mal. En cambio si a alguno le va bien, los demás no se interesan en aprender cómo lo logra, se quedan quietos envidiando.

Teoría vinculada
Resistencia y Aceptación
Triángulo dramático

Para ser parte de equipos colaborativos (Anti-Club de víctimas)
– En el ámbito personal: Grupos de 12 pasos
– En el ámbito profesional: Trabajo en Equipo

One Comment on “Club de víctimas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *