El Arte de Preguntar

Ingrid AstizCoaching expresivo, Comunicación creativa, Conciencia emocional, Creatividad e innovación, Cultura organizacional, Herramientas, Motivación, Resolución de conflictos, Valores humanos1 Comment

“La pregunta correcta lleva a la respuesta correcta”

Las preguntas son una herramienta muy poderosa, que estamos siempre utilizando y pocas veces de forma conciente. Por eso este ejercicio:

1. Reconocer qué preguntas me estoy haciendo, puede servir hablarlas con alguien o escribirlas en un papel.
2. Observar a qué lugar me llevan las preguntas, qué me hacen pensar y sentir, si me dan poder o me vuelven más débil. Por ejemplo, si me pregunto “¿Qué piensan de mí? ¿Qué puedo hacer para que los demás tengan una mejor opinión de mí?” me lleva a un callejón sin salida: es imposible descubrir lo que los demás piensan de mí y atraparlo en una sola opinión; las opiniones de los demás cambian constantemente, lo que en un momento puede atraer en otro puede resultar agotador. En cambio si me pregunto “¿Cuál es la historia que elijo contarme?” o “¿Qué puedo hacer para expresar mi gratitud y mi amor?” me llevan a explorar nuevos territorios, adentro mío y afuera.
3. Cambiar las preguntas que me hago, volver al punto 1.

Las grandes preguntas
Cuando uno está atascado en las mismas preguntas, no encuentra la solución y está agotado, se puede formular preguntas más grandes para salir del atasco. Por ejemplo, hay personas que para despejarse ven el noticiero o leen el periódico, entonces al ver los grandes problemas de la sociedad se olvidan de sus pequeños problemas y descansan. Pero a su vez, a veces, quedan atrapados en los problemas de la sociedad, y se angustian en preguntas tales como “¿Cómo puede ser que pase todo esto?”. Entonces ahí pueden hacerse preguntas más grandes, seguir abriendo la mente, hasta que lo pequeño se disuelva en lo grande.

Algunos ejemplos de grandes preguntas:

  • ¿Quién soy yo? ¿Soy mi cuerpo, mis pensamientos, mis emociones, mis cualidades, mis vínculos, mis posesiones? ¿Quién soy yo?
  • ¿Existe una fuente de felicidad y de amor incondicional? ¿Qué es, cómo es, dónde la encuentro?
  • ¿Por qué y para qué existe el universo con toda la vida que hay en él? ¿Por qué no simplemente la nada?
  • ¿Qué es el tiempo? ¿El pasado ya no es y el futuro no existe? ¿Está escrito el destino?

One Comment on “El Arte de Preguntar”

  1. Siempre es bueno hacerse preguntas, y a veces uno se olvida de lo importante que pueden ser en momentos de desesperanza. Gracias Ingrid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *